Pecado verde

No, yo no estoy en el cuadro de honor de los centinelas del español. Mi teclado pequeño solo tiene la puerta trasera de la pregunta. Tampoco abre el umbral de la exclamación. El muy gringo no me permite honrar a mi idioma de porcelana ibérica. No supero tal vergüenza. 

Me redimo en la computadora. Ella sí sabe de puertas y demás símbolos castellanos. Para mi mala suerte,  el whatsapp no se deja utilizar en el ordenador, y esa red verde blanca que me acerca a mis amigas imprescindibles, me obliga a pecar. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s