TAN PEQUEÑA PALABRA

Llega vestida de certeza,
 sabes que no es concepto vacío
 y te llena el alma de tormentas. 
Realizas que pesa todos los kilos del universo.

 Con los ojos cerrados
 te das permiso de sentirla en cada célula.
 La pronuncias a viva voz.

“Nunca”: palabra corta y grave,
 poderosa como pocas,
 dos sílabas egoístas.

“Nunca volví a sentir tu presencia sólida,
 jamás volveré a ver tus ojos serenos…”

“No sentiré más tu piel de gloria,
 ni escucharé la campanita de tu voz clara…”

En un momento la vida cambia de manera rotunda,
 déspota,  y nacen los nunca más.

Certidumbres se rompen para siempre,
 como  si fueran cristales.

Nunca. 

Cuánto dueles palabra pequeña…




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s