SOY MESTIZA

Dos listones que danzan enredados, dos ríos, dos colores. Así es mi sangre. Un torrente amarillo de maíz precolombino abraza a otro rojo amapola que atravesó el Atlántico en la bota hecha con sueños de mi bisabuelo catalán. Atol maya y vino del viejo mundo componen mi fluido vital. La mía es sangre mestiza.

El Ebro se funde con el Usumacinta y nace el agua que compone mi cuerpo. Mis lágrimas son a veces de gitana, otras de mengala. El mío es llanto de sentimiento femenino. Es llanto mestizo.

 La marimba y el tun, solemnes y ancestrales, ponen melodías en lo que siento. Baqueta en mano aprendí a tocar La Obertura Indígena. La trinaba con ceremonia, invocaba sonidos de antepasados. Envuelta en falda de lunares conocí el gozo de Las Sevillanas andaluzas. Toqué marimba como si la trajera guardada desde otra vida. Zapateo jaleos flamencos para sentir que vivo. Traigo el hormigo de las teclas y el abeto de la guitarra. Soy madera, danza y música de mis dos orígenes. Soy mestiza.

Mi nombre primitivo, autóctono, nació en la selva Petenera. Mi apellido campesino llegó de un remoto pueblo que se quedó en la Cataluña cansada, del otro lado del mundo. Bautizada para habitar esta tierra llevo nombre de mestiza.

Tortilla de maíz con aroma de leña, tortilla de patata con olor a oliva. Una danza de sabores sin contradicciones alimenta mi cuerpo. Mi carne es mestiza.

Es mío el Volcán de Agua, cómplice de pasados remotos cuando aún no llegaban carabelas. Cada mañana  cuenta historias de mis pueblos de antes. Su espectáculo no deja de sorprenderme. Un fantasma de ciudad criolla duerme en sus faldas, casas y gentes de dos mundos que esculpieron mis cimientos mestizos.

Soy amalgama humana de dos civilizaciones que se encontraron y nos inventaron.  Par de verdades fundidas que habitan esta tierra amada, paraíso entre océanos. Porque en este país mío de lagos, montañas y milpa de oro, dos culturas de leyendas distintas se injertaron con colosal ímpetu.

 Soy el  hüipil  dibujado con colores de fuego. Soy el mantón de Manila que cubrió la espalda y las penas de mi bisabuela. Hija de dos pueblos, soy mestiza.

Con el corazón abierto declaro mi buena fortuna, porque soy mujer habitada por el rotundo misterio de albergar en mi pecho un alma mestiza.

Fotografía que tomé en San Gregorio, enero 2014


Un comentario en “SOY MESTIZA

  1. Vivo cada palabra suya, usted es como esos escritores que me hacer sentir, llorar, reír, temblar, gozar y saborear cada palabra, en su mano, salida del corazón, cada letra va formado no una palabra, va formando un sentir profundo, que llega a lo más hondo de la mente y del corazón . Gracias por compartir esto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s