LA MEJOR LECTURA

De texto en texto he aprendido a leer de todo un poco. Desde los clásicos que lo son para todos, hasta los clásicos que lo son para mi personal universo de letras. Poesía, imprescindible y salvadora. Novelas, escritas con textura y relieve. Humanas, inteligentes, con estructura y contexto. He devorado también tratados de finanzas, porque a eso me dedico y es preciso no quedarme en pasados obsoletos. No han faltado ensayos sobre la vida, sobre la muerte y lo que se acomoda en medio de ambas.

Pero además de libros aprendí a leer personas, cuando lo permiten. Poco a poco abro sus mejores páginas, todos las tienen. Leo su historia en ojos y voz, adivino en su ánimo y propósitos lo que aún no han escrito.


Son inspiradores los relatos que encierran los seres humanos. Enriquecen. A veces conmueven, otras divierten, casi todas acortan distancias. Es genial toparse con personas que se dejan leer la esencia, y como convivir es vereda de dos sentidos, me hacen el mejor regalo si leen la mía.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s