PARA QUE NO ME OLVIDES

Para que no me olvides empacaré mil historias para ti.  Llenaré una maleta de libretas que cuenten  lo que hemos compartido.  Las impregnaré con mi voz para que cuando las leas me escuches, las vivas de nuevo, y así no quieras olvidarme.

Para que no me olvides  haré un truco con las nubes. Las tomaré en mis manos y con los ojos cerrados las besaré pensándote mucho, pensándote siempre. Soplaré para que viajen lejos y alcancen tu cielo. Lloverán sobre tu rostro  y sentirás que en su agua llevan los besos de vapor que habré enviado para ti. Tal vez así, si mojo tu cara,  no quieras olvidarme.

Para que no me olvides te regalaré mis canciones del corazón.  Podrás escucharlas cuando te duela la memoria. Darán color a tus momentos de nostalgia y  me salvarán en los míos. Compás a compás alivianarán el peso de nuestras ausencias. Aquí en la lejanía yo también  estaré escuchando,  cada nota de ellas llevará tu sonido. Será música tuya y mía, que sonará para que no me olvides.

Para que no me olvides sembraré flores para ti. Las secaré para que sean inmortales y puedas acompañar tus libros con mi recuerdo.  Cuando el tiempo trague tus días podrás recurrir a su fragilidad eterna. Me pensarás. Su presencia pequeña en tus ratos de lectura será mi cómplice. Y me ayudará a que con letras y pétalos, no quieras olvidarme.

Para que no me olvides inventaré futuros a tu lado. Los vestiré de fantasía y de carcajadas. Viajaremos al fin del mundo y conoceremos soles y lunas de muchos paraísos. Los sellaré con un “Te quiero siempre” y los colgaré cerca de tu corazón. Para que te hagan cosquillas, y así no puedas olvidarme.

Para que no me olvides te escribiré poesía.  Tenderé verso a verso un puente indestructible, que se coma al tiempo y a la distancia. Usaré palabras mágicas que te acerquen y me acerquen. Oraciones que te envuelvan, como si fueran abrazos. Redactaré estrofas que te besen, otras que te arrullen, todas hablarán de cuánto te quiero. Y cuando en voz alta leas mis poemas, entenderás por qué necesito, para seguir viviendo, que nunca me olvides.

Para que no me olvides te contaré historias insólitas. Describiré a sus personajes, viajaremos a sus escenarios fantásticos. Te hablaré de los amores que leo, de los sabores que pruebo, de los perfumes que huelo. Te presentaré a la gente que conozca y compartiré contigo mis nuevos conocimientos, también mis obsesiones y disparates. Sabrás de las inquietudes que invaden a mi corazón y las ideas que nacen en mi mente. Compartiré contigo esperanzas y añoranzas.  Describiré todo  con  precisión, para que tú también lo sientas como si fuera tuyo, para que esa sensación compartida  logre que no me olvides.

Para que no me olvides tejeré encuentros imaginarios. Compartiremos helados, veremos atardeceres, disfrutaremos lecturas redentoras y haremos planes descabellados. Te veré crecer. Soñaré que sueñas conmigo, y para que no me olvides, te hablaré de lo que he soñado.

Todo lo que  digo, todo lo que escribo y todo lo bueno que te deseo, te lo comparto con fuerza y arrojo. Para que sientas cuánto te quiero, para que sepas que nunca te olvido… para que  tú nunca me olvides.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s