De la crónica melancolía

Pocas veces encuentro la causa de la melancolía crónica que padecemos algunos adultos. 

En estos tiempos rotos 
sé exactamente donde nace la angustia. 

Soy capaz de poner el dedo en el centro mismo de las llagas, 
las veo llorar.

	

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s