Contradicción perenne

Es un desorden imposible de organizar, 
la contracorriente que me recorre la vida.
 Como olas de mar desencontradas en franco alfaque,
ideas y sentimientos chocan o se  besan.
Este hoy que se contradice con aquel ayer. 
El bajón de este momento, 
la euforia de hace un rato.
Ajenos uno del otro, 
grandes antagonistas.
 Un choque de opuestos reales me sucede dentro. 
 Profundo enigma,
obtuso y permanente, 
imposible de resolver. 
Mi negrura incapaz de iluminarse, 
Esta luz que no se deja atenuar.  
La ceguera, la sordera, 
la centella, el estruendo. 
El agujero negro, el silencio. 
La bengala y la sinfonía. 
Tantas ganas de desvanecerme, 
la inquietud por resurgir. 
Cuantas formas de desencuentro,
una carabela que naufraga
 es este espíritu enredado, 
este espíritu lisiado, 
este espíritu contradictorio
que no se entiende ni con el mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s