Cenizas en el libro duende

 Recurro al libro duende, de nuevo me asedian las dark hours. Y  hurgo sus páginas en busca del amor y de la antorcha, los sobrevivientes de su Revolución. A lo mejor no me ven-soy tan invisible en medio de la darkness- o no me reconocen -mi rostro desfigurado por the ugly hour. 

Peor aun, quizás ella, la única antorcha encendida, lo quemó a él y caerán sobre mi  cuerpo cenizas del amor que guardaba el libro duende. Ni imaginar lo que llegará después, agazapado en el darkest of times, para continuar cubriéndome de ceniza. 




                                             

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s