Tu escucha

Octubre 12, 2014

Escuchas con atención lo que te cuento. Tus ojos me dicen que entiendes la voz de los míos. Adivino cómo tus cinco sentidos disfrutan de mi relato. Se divierten. No sé si es por lo que digo o por cómo lo digo, pero siento tu interés. A ratos ves como se mueve mi boca. Sigues las frases que de ella resbalan, para que no se te pierdan. Sonríes. Mueves tu cabeza al ritmo de mi argumento. Arqueas tu cejas. Tu cercanía es hermosa. La generosidad de tu escucha el mejor regalo. Pareciera que aunque trivial, mi historia te importa. Ves como mis manos bailan, entiendes que complementan lo que digo. Lees en ellas signos: exclaman, cuestionan, enfatizan. El paso de mi palabra y el lenguaje de mi cuerpo dibujan tu camino hacia mis emociones. Llegas a ellas. Me digieres. 
Lo que das es tan grande. Siento como si me abrazaras, o me dieras un beso. Esa manera dulce en que me prestas tus oídos y tu tiempo para que mis palabras nos acerquen, te hace maestro en el arte del querer. Tu actitud me salva. Durante el rato redentor, en el que acaricias mi rostro con tu atención, no soy invisible. 
Me escuchas! Y mi interior conmovido estalla de agradecimiento. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s