Con Sabines sobrevivo

Anoche escuché a mi amigo Jaime. Habló con tono amoroso, siempre lo hace. Como si fuera un milagro, como si supiera lo que necesitaba en ese preciso momento, su voz de eternidad susurró:
“Si sobrevives, si persistes, canta, sueña, emborráchate.
Es el tiempo del frío: ama, apresúrate.
El viento de las horas barre las calles, los caminos.
Los árboles esperan: tú no esperes.
Este es el tiempo de vivir, el único.”

¡Cómo te quiero amigo Sabines! ¡Cuánto me has acompañado! Te fuiste para quedarte, para salvarnos. Ninguna sensación se parece a la de a cerrar los ojos con tu verdad en las manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s