TACONES

Me gusta contemplar a las personas, trato de adivinar sus historias. Hoy estoy en un lugar que me ofrece un panorama humano generoso, y observo a muchas mujeres. Caminan, con decisión, en direcciones variadas. Algunas platican entre sí, otras hablan solas, todas han de traer un plan supremo en la mente. Además, comparten un privilegio, pequeño, banal y femenino.
Lo llevan en sus pies y los pasos que dan. Disfrutamos – y en esto me incluyo- el placer de subir al mundo en un par de magníficos tacones. La perspectiva cambia, las posibilidades se multiplican. Al calzarlos, no solo nos regalan estatura. También otorgan un poco de valentía, para conquistar el pedacito que necesitamos de este mundo, al que nos ayudan a trepar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s