Hay recuerdos

Hay recuerdos que llenan la mente de bengalas 
de luces que nacieron en tus ojos 
en tus manos de promesa pura
en la esperanza de un futuro que hoy es pasado.
Hay recuerdos que te hacen regresar por aquel camino de flores lila 
de setos esmeralda encendidos al sol 
de aves a colores que hablaban con voz humana.
Hay recuerdos que suben y bajan 
que flotan como nubes en aquella calle  pequeña de grandes secretos
que te vulneran y te fortalecen 
que te hacen llorar y enjugan los llantos con carcajadas 
que secan lágrimas con la solidez de los abrazos.
Hay recuerdos que te enfrentan a tus mejores fantasmas 
que enredan aquellos tus dedos con anillo de quinceañera 
en la mano fuerte y segura de alguien que ya no está.
Hay recuerdos que susurran en tu oído con palabras musicales
do mayor sostenido
que ese alguien y esa mano no se fueron 
del todo.

Y sonríes tres veces.
Hay recuerdos que traen humedales de chubascos que nacieron y murieron en un trópico 
caliente 
al que jamás regresaste 
y cierras los ojos para verte allá 
niña y empapada y feliz.
Están también los recuerdos que te llevan a otros humedales 
a tu manantial de labios y lengua en sus labios y en su lengua
a bocas jóvenes de rojo fresa  
y promesas imposibles. 
Son recuerdos que gritan con voces de silencio asfixiante 
que albergaste en el cuerpo un paraíso 
que bebiste aguas de cristal 
inolvidables  
que en líquidos así te empapaste nunca más.
Hay recuerdos que se burlan de tus ojos 
agobiados 
cuando buscan respuestas en los tiempos de antes 
sin encontrar la llave que los guarda

Ríen tus recuerdos al saber que 
después de todos estos años
de todas las distancias 
de cada pérdida
aún no sacias del todo la sed.
Y hay recuerdos recién nacidos
tu imagen de anoche en el espejo
los pliegues cansados en tu piel de medio siglo
tu mirada serena sostenida por certezas y silencios
milagros múltiples que engrandecen tu mente. 
Cien curiosidades nuevas surgen
lava ardiente de tus volcanes interiores  
fuego que inspira la creación de recuerdos que aún no son
un deseo inmenso de más vida permanece
pendiente de construir reinos imposibles
para después poder recordar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s