Alla Pavlova

Un insomnio apabullante
más pesado que mil sueños incomprensibles.
Un libro que no quiere dejar mis manos
ni mis ojos, 
docenas de pensamientos desordenando mi mente en vigilia, 
el descanso fracasado 
y la Canción Triste en la Sinfonía No. 6 de Alla Pavlova. 
La más rotunda contradicción.
Acaso ella sintió el mismo plomo del no dormir atravesando todas las oscuridades. 
Y escribió para violines
este milagro 
en una tempestad seca, 
nocturna, 
larga y solitaria, 
tan parecida a esta que se niega a morir.




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s