También lo dijo Cortázar

Ni intentar evitarla. Por lo mucho que en esta vida acarreamos, resulta imposible. Llevamos adentro las historias que se fueron, los muertos que se fueron, los sabores y las fragancias que tanto nos dieron y que también se fueron. La nostalgia no se borra no se extingue, no se ignora. La nostalgia habla, besa, cuenta y acaricia. La nostalgia agita y llama al orden.

La llevamos tan cerca. Tomada de nuestra mano anda, atada al recuerdo de quien fuimos. No es tragedia, no pasa nada, solamente la sentimos.

Cerremos los ojos pues, y sintamos…  tan fuerte se siente, y a veces muy rico ¿o no?

No es iluminación personal. Con palabras hermosas, Cortázar lo escribió primero. En ellas quedaron trozos de sus ojos verdes, y el humo de ese su cigarro que aún no se apaga. Con ellas nos dejó su alma sentida, para siempre.

Y a eso señores, se le llama nostalgia, bendito sea el suspiro que antoja.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s