Inventar momentos

Inventar un sábado a media semana. Usarlo para escapar al puerto con las meras meras, las mejores amigas de toda la vida,  resultó ser una experiencia de antología. Hubo carcajadas, filosofadas y comida rica. Un oasis delicioso para partir rutinas, para respirar y comer helado.

 Y como si fuera poco, regresar cantando ochentadas a todo pulmón,  como cantábamos antaño, sin pena ni trabes, simplemente no tiene precio!
 María Conchita y Dulce se perdían debajo de nuestras melódicas voces, debajo de nuestra intensidad, de nuestra necesidad de gritar juntas.
Gracias Yayas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s