China tan china

Qué sucede cuando una señora que sobrevive entre las cuatro y las cinco décadas cena chow mein sin recato,  y no conforme, lo baña  en salsa de soya?
Pues que al día siguiente, la pobre mujer con sus cuarenta y muchos encima, amanece china. Tan china como el chow mein que a mala hora devoró, tan achinada y asustada como la que se perdió en el bosque de Enrique y Ana.  Tan china por causa de dos párpados hinchados, que no se atreve a ver su reflejo extraño en el espejo.
Nada de sodio para señoras víctimas de la transformación hormonal, los líquidos se le multiplican. Sin remedio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s