Cadencias

La lluvia otorga una cadencia particular a la tarde. La sosiega. Claro, eso sentimos si no somos prisioneros en la guerra del tránsito. Algunos truenos compiten con el Filio, quien no deja de cantar en mi cocina. Aunque se asuste con el ruido de la pequeña tempestad. Sí, el aire está gris y las nubes intentan entrar por el ventanal. Pero hay algo místico en la lluvia de hoy. Un mensaje, ese olor a mojado que trae frescura. Permítase sentirlo, diisfrútelo por favor…
Y cante:
Kiss the rain, and wait for the dawn 
Billie Myers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s