TE EXTRAÑAMOS EN LA FOTO

No creo que en donde estés, podás vernos.  A veces me gusta pensar que así es, que quisieras compartir con nosotras  todo lo bueno que la vida nos ha regalado, o resolver las pruebas que también nos ha mandado. Pero eso no sería un descanso eterno. Sería un caos, tú allá arriba viendo sin poder hacer o decir,  y nosotras acá abajo, riendo o llorando, y a veces, haciéndonos de bolas. Si no te hubieras ido tan pronto,  estarías en esta foto. Al lado de mi mamá, en medio de todas tus hijas. 

 Imagino que, con todo el dolor de tu corazón, ya no tendrías pelo. Pero no te preocupés, tus bigotes seguirían ahí,  tal vez salpicados de blanco, pero coquetos y frondosos, como los recuerdo. Como buen Serra, estarías barrigón, pero siempre guapo, con los ojos moros y brillantes que heredaron algunos de tus nietos. Esta foto la tomó el mayor de ellos, Javier. Ese hijo mío que heredó desde tu zurdera y tus cejas peludas, hasta tu gusto por las letras y la pasión desaforrada por la fotografía.  

Se te extraña padre, no tenés  idea de cómo ni de cuánto…
    


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s