Día del niño

octubre 2012

La semana pasada fue el día del niño. Entre Big Macs y anuncios todos sentimos  la celebración.  ¡Fui ingenua!  Les mandé a mis hijos un mensaje de texto felicitándolos  en su día. Como disco rallado, les recordé que los quiero más de lo que ellos pueden comprender. La repuesta de Adrián fue: “Gracias mama, pero ya no somos niños jaja! J

Me gustaría congelar mensaje y respuesta unas cuantas décadas.  Algún Día del Niño, por los años 2040’s, seguro mis hijos llegarán a contarme con nostalgia que, sus niños adolescentes, les dijeron “Gracias papi pero ya no soy niño”. Si las tuviera, les enseñaría mis palabras congeladas.
Después de abrazarlos y besarlos como lo hago todos los días, les diría: “Cuesta aceptar que tus hijos dejan de sentirse niños, ¿Verdad? Pero no te preocupes: para nosotros  nunca dejan de serlo.”
Ojalá Dios me regale años para acompañar a mis hijos ese día. Para entonces ya habrán entendido. Sentirán ese amor único que solo los padres conocemos: Intenso y eterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s