Estampida

Salí a mi caminata por el monte, rato solitario de silencio total en el que encuentro milagros y horrores a partes iguales.

Hoy mi encuentro fue con una estampida breve de granizo, cayó sobre mi cabeza, perdida en elucubraciones inútiles, y de una pedrada me ubicó en el aquí y el ahora.

Se dejó venir antes de que cayera la lluvia. Todo está al revés. Todo.

Tarde de pandemia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s