Un fleco

Pequeña le dice a mamá que a casi todas sus amigas les gustó su fleco. Menos a Pili. Pili dice que me veo horrible, le cuenta. 

Estamos en una sala de esperas estrecha. Sentada frente a niña, desprendo mi atención del libro y la muevo al centro de su conversación. 

Tú no te ves horrible nunca, responde madre. 

Ya lo sé, afirma niña. Hoy estoy hermosísima. Mi fleco me da un look maravilloso, declara, mientras pasa suavemente la manita de derecha a izquierda sobre su frente, como si su flequillo fuera un arpa y ella hiciera música con el breve gesto. 

Brincos diera yo por poseer una onza de la ubicación que tiene la chiquita, con todo y su fleco, imposiblemente disparejo. 

La vista despejada que podés tener a los siete años… pero la dejamos tirada en alguna polvareda de nuestro camino. Y en medio de un titubeo y otro titubeo y otro, la perdemos.

Sí. Tiene como siete años y dijo Look maravilloso. 

Un comentario sobre “Un fleco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s