Río Esmeralda

Llevo en el cuerpo

corrientes universales.
Un río amplio y constante
me recorre toda, inmenso
afluente verde y valiente
de palabras y sonidos.

Torrentes de esmeralda
fluyen desde  mi frente
atestada de ideas floridas,
hasta la tierra que recibe
mi paso desnudo de
curiosidad interminable.

Corrientes de frases en armonía
con la humedad de mi boca,
bajan de la garganta al pecho,
abrazan mi cintura, y apagan
la sed de mi vientre dormido.

Agua viva me camina dentro,
agua pura en la que habitan
historias de amores y niños.
Gotas con palabras, listones
vivos, cristalinos de poemas,  
de cuentos  libres y abiertos.
Son hilos húmedos trenzados
con las leyendas de siempre,
arroyos de tristezas o alegrías,
de lamento y de denuncia.
Un río inmortal de imágenes
nace  dentro de mi centro.
Ágil o sereno, a veces desbordado,
me recorre y atraviesa entera,
con algo de vida
y con toda la muerte.





Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s