TU FRESH

De la noche a la mañana. Así se siente. Los años se atragantan unos a otros y no tienen más gracia que crecerlos, transformarlos. Convierte aquellos bodoques en adultitos con DPI y esa extraña actitud de “¿permiso? no…Ya no. Pero tu fresh mamita de mis amores. Yo te informo. Y si no, igual, tu fresh.”
 Ni modo, toca. Aunque vale la queja, de vez en cuando hacen falta vientos de niños por la casa. Mucho pesan los silencios que a cambio quedaron.

Y eso de “tu fresh” es un sombrero que a veces se me cae. Aún me queda grande.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s