LA HIJA ZURDA

Cuando tenía 7 años, mi mamá me llevó a la academia Chivolana para que yo aprendiera a tejer. “Las niñas zurdas no pueden aprender a tejer” le dijeron, no querían admitirme como alumna. No sabían a quien le estaban rechazando a su hija, con su carácter de gigante mi mamá no aceptó la negativa de las maestras, no sé cómo hizo pero me inscribió. ¿Y saben qué? ¡Aprendí a tejer!

Soy nieta de una mujer zurda a quien le amarraron la mano izquierda en el colegio, hija de un zurdo con quien trataron de hacer lo mismo. Ese mismo día su mamá lo cambió de colegio. Mi papá antes de morir todavía tuvo tiempo de enseñarme a escribir “como derecha”, pero con la mano izquierda.  Se imaginarán, que también soy madre de un niño zurdo, que es el hombre más creativo, artístico e imaginativo que conozco. Dinastía de un zurdo por generación…
A todos los que como nosotros viven en el alrevesado mundo de los zurdos FELICIDADES EN NUESTRO DIA!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s