Estampida

Salí a mi caminata por el monte, rato solitario de silencio total en el que encuentro milagros y horrores a partes iguales.

Hoy mi encuentro fue con una estampida breve de granizo, cayó sobre mi cabeza, perdida en elucubraciones inútiles, y de una pedrada me ubicó en el aquí y el ahora.

Se dejó venir antes de que cayera la lluvia. Todo está al revés. Todo.

Tarde de pandemia