Invisible

El desconcierto de saberte invisible, la costumbre de saberte invisible.

La resignación a ser invisible, para no romperte, noche tras noche.

Preguntas sin posibilidad de respuesta.

¿Cuándo dejé de existir? ¿Antes o después de que se elevara el muro de indiferencia?

¿Habrá sido cuándo la juventud abandonó las formas del cuerpo, cuándo se apagó el brillo de la piel?

¿Cómo sucedió? ¿De un día a otro? ¿A paso de silencio? ¿A paso de rutina?

Invisible, inaudible, inexistente.

Mujer que dejó de ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s