imperfección absoluta

Nada tan certero como la absoluta imperfección de la experiencia humana. Cae, se levanta, se retuerce, se rasga, enloquece, se pierde, se reencuentra.

Sobrevivir al caos es una destreza atropellada.
 Es saltar a ciegas en abismos de geografía desconocida. 
Si estamos respirando, la vida es un complicado hábito imposible de esquivar.

Pero depronto ocurre lo insólito, 
A veces la vida tiene arranques de caricias, premia con dulcitos de consolación: 
Libros alucinógenos, 
conversaciones que no se olvidan, 
la luna cercana y amarilla, 
canciones y besos. 
También chocolates.